¡Presta atención! El SAT encontró a 43 empresas fantasmas que hicieron fraude

El Gobierno y SAT van en contra de 43 empresas fantasma que ayudaron a hacer fraude fiscal por 55,125 millones de pesos…

El SAT presentó un listado de 43 empresas fantasma, dedicadas (EFOS) que ayudaron a defraudar al fisco por un monto de 55,125 millones de pesos en el sexenio pasado. La jefa del Servicio de Administración Tributaria, Raquel Buenrostro, detalló que se evadieron 24,583 millones de pesos por concepto ISR, y por Impuesto al Valor Agregado (IVA). A continuación, te diremos en qué se procederá con estas empresas y cómo evitar un fraude fiscal.

¿Por qué es importante saber de esto?

Por que fueron varias las empresas que fueron engañadas por estas empresas y creyeron que todo estaba en regla con el SAT.  De hecho, el SAT detall que algunas de las empresas desconocían ciertos movimientos y ahora, 6 años después, tendrán que pagar y estar al corriente con el SAT.

Cabe mencionar que estas empresas se caracterizan por ser una sociedad que simula operaciones de una empresa (EDOS) y hace pasar activos no reales como movimientos concientizados por sus clientes, (EFOS)no están dados de alta en el SAT, y no cuentan con un representante legal.

¿Cómo afectan las empresas fantasmas?

Estas “empresas fantasma”(EDOS y EFOS) podrían afectar en gran medida a cualquier empresa, ya que se puede estar confiado que todos los movimientos con el SAT están en orden, porque no se han recibido avisos de esta institución, pero eso no quiere decir que todo esté en orden; porque las declaraciones están disfrazadas. Y en casos graves pueden vincular a  una empresa con delitos mayores como lavado de dinero, narcotráfico, entre otros. Sin estar vinculado con los movimientos ya que se registro estos movimientos bajo el nombre de la empresa que contrato estos servicios.

¿Cómo evitar un fraude fiscal?

Para evitar este tipo de fraudes es importante realizar una auditoría fiscal, ésta se encargará de evaluar, de forma externa, el cumplimiento de tu empresa ante los impuestos federales esto debe ser realizado por un auditor fiscal certificado. Recuerda que la pronta prevención ayudará al sano crecimiento de tu empresa.

¿Quieres realizar una auditoría fiscal a tu empresa? Somos expertos en auditorías empresariales y contamos con 35 años de experiencia que respaldan nuestros servicios ¡Búscanos y verifica nuestros servicios!

Fuente: El Economista

Las principales diferencias entre una auditoría financiera y una auditoría fiscal

Descubre las características más importantes de estas dos auditorías.

Una auditoría consiste en la inspección y verificación de la información o procesos de una entidad. Se realizan con el objetivo de propiciar el correcto funcionamiento de un negocio, se detectan deficiencias (riesgos, fraudes, errores), contingencias (en cumplimiento de obligaciones) y áreas de oportunidad.

Lo cierto es que existen distintos tipos de auditoría, que por lo general, se dividen en externas e internas. Las primeras tienen que ver con entes externos que afectan de manera directa a una empresa. Y las segundas tienen que ver con las operaciones de la propia compañía.

De todas las auditorías que existen, destacan las financieras y las fiscales. Cabe mencionar, que en ocasiones llegan a confundirse. Pero lo cierto es, que son bastante diferentes.

A continuación algunas de las principales diferencias entre estas dos importantes auditorías:

  • La auditoría financiera es interna, es decir, implementada por la propia empresa. Mientras que la auditoría fiscal es un proceso externo; independiente.
  • La auditoría financiera consiste en evaluar las operaciones económicas de una empresa, con el objetivo de que las éstas estén plasmadas correctamente en la información financiera de la compañía. Por el otro lado, la auditoría fiscal se encarga de evaluar el cumplimiento de la empresa ante impuestos federales.
  • La auditoría financiera se enfoca en las finanzas de la empresa. La auditoría fiscal se enfoca en los resultados contables de la empresa.
  • La auditoría financiera determina la situación de los llamados libros contables. La auditoría fiscal determina la situación tributaria de la empresa.
  • La auditoría financiera la lleva a cabo un auditor del ámbito privado. La auditoría fiscal la lleva a cabo un funcionario del Estado o un profesional que cuente con certificación de auditor fiscal.
  • La auditoría financiera se realiza casi siempre a finales del año. Mientras que la auditoría fiscal se realiza en cualquier momento del ejercicio contable.

VLH está integrado por especialistas de distintos ámbitos que desde hace más de 30 años han llevado a cabo auditorías exitosas para detectar, mitigar y solucionar problemas. Contáctanos para realizar una auditoría financiera o fiscal.