Fraudes internos: ¿cuáles son y cómo se detectan?

Te decimos cómo se ven los fraudes dentro de las empresas para que los detectes y prevengas…

 

Antes de hablar de los tipos de fraudes internos, es necesario definir qué son. Se trata de un conjunto de actividades engañosas que los empleados internos realizan. Por lo general inflan números o modifican documentos con el fin de perjudicar a la empresa en cuestión y obtener beneficios personales.

Detectarlos no siempre es tarea sencilla. Por este motivo primero es importante saber clasificarlos para poderlos prevenir:

Tipos de fraudes internos

 

Documental

Sucede cuando se modifican datos inalterables de un documento oficial. Nombres, numeración de la factura y moneda en la que se paga son algunos de los elementos que se suelen cambiar para realizar un fraude.

 

Cronológico

Es cuando se cambian las fechas en las notas de pago o facturas. Por lo general sucede en alojamientos, con el propósito de mentir y exagerar los días de hospedaje para obtener más dinero.

 

Gasto

En este tipo de fraude se cambian los montos de hoteles, restaurantes, boletos de avión, gasolina, etc. Así, las personas pueden cobrar más viáticos de los que en realidad consumieron.

 

No compliance

Este tipo de fraude ocurre cuando empleados de una organización adquieren productos o servicios que no son deducibles. Entonces falsifican facturas con el fin de que la empresa les reembolse su dinero por cosas como ropa, celulares, bebidas alcohólicas, etc.

 

¿Cómo se detectan los fraudes internos?

Las auditorías internas son una herramienta infalible para detectar fraudes dentro de una compañía. A través de investigación profunda de la situación financiera de la empresa, entrevistas individuales y análisis es posible encontrar las anomalías que poco a poco afectan la organización.

¿Quieres estar seguro de que todo está en orden en tu empresa? ¡Haz una auditoría interna! Nuestros expertos te acompañarán en todo el proceso.

Comparte los artículos que más te hayan gustado