El impacto de la tecnología en modelos de negocio y estrategia

De acuerdo a diversas encuestas realizadas a finales de 2018 para determinar los principales riesgos en el entorno empresarial global, el más riesgoso para este 2019 es sin duda la disrupción digital y la demografía cambiante, que serán los principales impulsores del riesgo, que generarán incertidumbre sobre la viabilidad del modelo de negocio y las estrategias de las Organizaciones, cambios en las preferencias de los clientes y un mayor panorama competitivo ante la velocidad de reacción y entendimiento de la era digital, que tenga el Consejo de Administración y la Dirección General para adaptarse a los cambios.

El cambio de paradigma se ha acelerado a tal velocidad que, en los últimos cinco años, la lista de las mayores empresas que operan en las principales bolsas de valores cambió radicalmente, siendo estas empresas dedicadas a la tecnología como Apple, Alphabet, Microsoft, Amazon y Tencent, que la suma de sus activos son alrededor de US$ 3,444,000 millones.

La transformación digital, la reestructuración de las economías y las instituciones junto con la sociedad, crea la necesidad de entender su impacto en el modelo de negocio y en la estructura de las Organizaciones y en la industria, evaluar su impacto en la estrategia y si estas son tan críticas no sólo para la alta dirección, sino para los consejeros.

Los consejeros y la Alta Dirección deben hacerse las siguientes preguntas en torno a la disrupción digital y su impacto en las operaciones de la Organización:

  • ¿La Organización tiene un profundo entendimiento de los conceptos de negocio digital?

 

  • ¿La empresa está sumergida en la innovación en su industria e invierte en tecnología para permitir la mejora continua?

 

  • ¿Ha revisado la estrategia entorno a la rapidez que ha evolucionado la digitalización frente a la competencia, clientes, proveedores y entidades reguladoras y está en la agenda del Consejo de Administración?

 

  • ¿Se han establecido las líneas de comunicación entre los consejeros, la alta dirección y los responsables de los procesos críticos y los stockholders?

 

  • ¿Se han ampliado las perspectivas tecnológicas sobre el impacto de la digitalización en la Organización?

 

  • ¿Se ha fomentado una cultura de cambio y de innovación para dar respuesta inmediata a la velocidad que está surgiendo la digitalización en la estrategia de los negocios y del gusto de los clientes?

 

  • ¿La Dirección General y el Consejo de Administración tiene conocimiento suficiente de los cambios en los competidores, clientes, proveedores, innovaciones tecnológicas y en las entidades reguladoras?

 

  • ¿Es suficiente el tiempo para la toma de decisiones de la Organización para gestionar el negocio, incluyendo la iniciación, desarrollo y expansión de nuevas capacidades, con respecto a la digitalización de los negocios?

En VLH apoyamos a las Organizaciones en dar respuestas a estas y otras preguntas en torno a los riesgos que impactan a la estrategia, aportando soluciones innovadoras para ayudar a las Organizaciones en alinear su estrategia, explorando nuevas soluciones innovadoras y tecnológicas que propicien una mejora en la toma de decisiones.

Consultoría: qué es, para qué sirve y cómo se ejecuta

Resolvemos tus dudas con respecto a la consultoría y todas sus características y procesos.

Por definición, la consultoría es un servicio de ayuda por parte de un experto, que tiene el objetivo de resolver un problema empresarial. Esto, lo logra a través de conocimiento, capacidad y experiencia. Y es que es la trayectoria lo que hace que un consultor pueda detectar, analizar y solucionar situaciones que tienen que ver con las políticas, los procesos, las operaciones y la organización de una empresa.

Mediante diversas recomendaciones, metodologías y prácticas, el consultor funge como un asesor, que en conjunto con el cliente puede mejorar el funcionamiento de la empresa.

¿Cuáles son las características de un consultor?

 

  • Servicio independiente: El consultor es una persona imparcial, que externamente comparte su diagnóstico con el propósito de mejorar algún factor de la empresa cliente.

 

  • Propone cambios: El cambio es el eje que rige la consultoría. Es por esto, que el consultor propondrá modificaciones que solucionen problemas, deficiencias o riesgos.

 

  • Trabaja con base en la experiencia: Todo consultor cuenta con conocimientos que le permiten identificar las situaciones que afectan a un negocio, para posteriormente analizarlas y dar sus recomendaciones.

¿Cuáles son sus etapas?

 

  1. Preparación: Primeramente, es necesaria una investigación. Ésta, la realiza el consultor mediante entrevistas con el cliente (tanto directivos como empleados).

 

  1. Diagnóstico: Después de este acercamiento, llega la hora de que el consultor elabore un diagnóstico detallado de la situación de la empresa. Aquí se realiza un análisis de las áreas con riesgos, áreas que se pueden mejorar y áreas de oportunidad.

 

  1. Planificación: Luego se lleva a cabo el plan de acción, que puede consistir en nuevas medidas, metodologías o procesos que servirán para solucionar los problemas específicos que están impidiendo el buen funcionamiento de la compañía.

 

  1. Ejecución: Más tarde se implementan estas recomendaciones, las cuales dan cabida a ajustes. Cabe mencionar, que en ocasiones es necesario realizar capacitaciones a los empleados, con el fin de lograr su óptimo desempeño.

 

  1. Conclusiones: El consultor entrega un reporte final, con la evaluación y los resultados que se obtuvieron en el periodo de ejecución. No obstante, también se presentan planes de seguimiento, pues lo más importante de la consultoría es continuar con los planes e incluso mejorarlos cada vez más.

Los consultores de VLH cuentan con años de experiencia. Si quieres retomar el control de tu negocio y verlo crecer, contáctanos para comenzar con una estrategia de consultoría a la medida.